Yoga Wall

YOGA PARA TODOS
YOGA PARA TI
CON MAITE

Experimenta las posturas desde una nueva perspectiva

Mis clases con el uso del Yoga Wall™

En mis clases, uso las correas ajustables que cuelgan de la pared para que el alumno comprenda aspectos más profundos de las posturas, como direccionalidad y alineamiento del cuerpo, conectándose con partes del mismo, que hasta ese momento eran desconocidas.

De manera segura y precisa, las correas están sujetadas a placas insertadas dentro de la pared. En determinadas posturas sostienen al cuerpo de manera tal, que queda suspendido como si fuera una marioneta. Su utilización en las posturas invertidas hace que la gravedad colabore para elongar la columna -en vez de acortar y comprimir-, desarrollando una mayor movilidad y flexibilidad en la columna vertebral – rejuveneciéndola.

El Yoga Wall puede ser usado como un excelente soporte para aquellas personas con dolencias físicas temporales o permanentes, que requieren especial atención. También es adecuado para la personas mayores como apoyo adicional en las posturas.

Los beneficios del Yoga Wall™

  • Mayor permanencia en las posturas
  • Incrementa la flexibilidad y la capacidad de trabajo
  • Mayor entendimiento de las posturas
  • Se puede usar tanto para posturas estáticas y pasivas (Yin) como para posturas dinámicas y activas (Yang)
  • Reduce el impacto que ciertas posturas pueden originar en la columna vertebral (Ej. posturas invertidas como Shirshasana & Sarvangasana)
  • Ideal como soporte complementario de problemas articulares en cuello, hombros, caderas, espalda, rodillas y pies
  • Simple de utilizar
  • Seguro y divertido

Historia del Yoga Wall™

El „Muro del Yoga“ existe desde hace décadas. Originalmente fue desarrollado por Sri. B.K.S. Iyengar en forma de cuerdas atadas a ganchos en la pared, ideado como soporte para las posturas.

En el yoga Iyengar, el trabajo con cuerdas se conoce como Yoga Kurunta. En el teatro del sur de la India, un kurunta es una marioneta o títere de madera. Al usar las cuerdas de la pared en la práctica de las posturas, nos convertimos en títeres, suspendidos por cuerdas.

En mi sala, utilizo una nueva versión más moderna y sofisticada llamada The Great Yoga Wall™, que consiste en un sistema de correas ajustables y columpios pélvicos que se adaptan a cada tamaño y constitución corporal.